“La información es poder”, un dicho popular que sin duda no pasa desapercibido para cualquier empresa. Sin embargo, ¿cómo pueden interpretar las corporaciones ese torrente de información de una manera precisa?.

Las herramientas de business intelligence están a la orden del día. Sus cada vez más desarrollados softwares  proporcionan a las empresas una traducción bastante acertada de los comportamientos del usuario, un hecho que aventaja a las compañías de cara a poder ofrecer sus servicios al prospect potencialmente interesado.

Entre la interfaces pioneras de la analítica se encuentra Qlik, un software intuitivo a la vez que amigable que permite interpretar al usuario los datos de su negocio de forma sencilla y rápida.  Además, el programa da la flexibilidad al internauta permitiéndole la configuración personalizada de un dashboard interactivo, el cual facilitará la comprensión de la información mediante gráficos muy visuales y amigables.

Asimismo,  tal y como era de esperar, por Qlick no pasa desapercibido ningún movimiento de aquellos que visiten una web, pues la herramienta otorgará la información de todo lo que hagamos en el site; desde dónde clickeemos hasta cuáles han sido las zonas que más interés nos han provocado; un dato, por cierto, muy valioso de cara a las conversiones, pues el usuario de data Qlick podrá conocer qué es lo que realmente motiva a su consumidor.

Cuidado con lo que rebelas, pues en estos tiempos tan tecnológicos ni uno solo de tus movimientos pasará desapercibido a los ojos de las marcas. Si estás interesado en aprender a manejar esta potente herramienta, ESERP te ofrece la posibilidad de hacerlo a través del estudio de su Curso Superior en Business Intelligence en Mallorca.



Compartir:
FacebookTwitterGoogle+