Qué es la dirección estratégica

24 enero 2017

La dirección estratégica se basa en un pilar fundamental: tratar de definir la esencia o la identidad de nuestro negocio o empresa. Además de ayudarnos a clarificar cuáles son nuestros objetivos, nuestros horizontes y dar mayor sentido y coherencia a todos nuestros proyectos, la dirección estratégica se muestra como la forma óptima de obtener ventajas competitivas en nuestro sector.

¿Qué factores son importantes?

Así, después de definir una cierta identidad, debemos fijar unos objetivos a corto, medio y largo plazo. En la dirección estratégica hay por tanto una gran carga de ilusión, pero sobre todo debe haber una gran dosis de organización y previsión. Esto incluye todas las decisiones que tengan que ver con establecer un criterio interno, tanto para sistematizar nuestros recursos, humanos y capitales, como todas las vías para alcanzar nuestra meta. Coordinar todas nuestras actividades en torno a estos puntos nos otorgará un papel brillante en la dirección estratégica empresarial. Y si persistimos, pronto obtendremos resultados.

¿Por qué una dirección estratégica empresarial?

Como responsables y como empresa, estamos sometidos a multitud de cambios. Tanto en el sector como en el entorno que nos rodea (regulaciones, fluctuaciones de los precios de mercado, proveedores, etc.), estos cambios nos obligan a adaptarnos o morir. Sin embargo, contar con una buena planificación y dirección estratégica hará que dentro de todas las eventualidades estemos preparados y serenos para asumir cualquier ajuste. Establecer así unos valores asociados a dicha identidad, hará que nuestro plan mantenga un cauce definido hacia el éxito. O que en el caso de tomar un rumbo nuevo, dicha planificación previa nos respalde.

Hoy en día, profesionalizarse en la dirección estratégica de empresas es posible en una escuela de negocios como ESERP. Una escuela especializada, además de asequible, que puede ofrecer garantías de éxito.

COMPARTIR