Manuel de la Esperanza: Entrevista sobre Liderazgo y Empredimiento

Manuel de la Esperanza: Entrevista sobre Liderazgo y Emprendimiento

24 febrero 2020

Manuel de la Esperanza montó su primera empresa nada más al terminar la carrera con apenas 25 años y, cuando habla, aún se le nota la pasión por el emprendimiento que tenía entonces, hace ya más de una década.

Inicios de Manuel de la Esperanza

Desde sus inicios ha tenido que enfrentarse a situaciones muy duras de crisis económica, precariedad en la inversión y una profunda incertidumbre ante cómo sacar adelante su negocio. A pesar de las dificultades, Manuel transmite un verdadero entusiasmo y amor por su trabajo. Escucharle hablar de su experiencia en emprendimiento y liderazgo es un soplo de aire fresco.

En este momento su principal ocupación es ejercer como CEO de Wave, una aplicación que ayuda al usuario a quedar con sus amigos.

En el mes de febrero Manuel de la Esperanza vino a ESERP Madrid para darle a los alumnos unos consejos sobre el liderazgo.

Consejos a los alumnos de Eserp

ME: Mi primera empresa fue una agencia de creatividad. Ganábamos pitches de grandes corporaciones contra las empresas más grandes de publicidad como Shackleton o BBDO y ganábamos clientes muy potentes. Nos iba fenomenal, pero llegó la crisis y lo primero en lo que recortaban las empresas era en comunicación, y en ese momento nos quedamos cortos. Entonces nos dimos cuenta de que en realidad estábamos creando pequeñas startups para otros clientes, que no eran nuestras. En ese contexto, en una reunión, fue donde surgió la idea de Wave.

Vimos que había un problema, la gente no se encontraba fácilmente, se escribían y se llamaban. ¿Dónde estás que no te veo?, pero no tenían una herramienta. Si bien es cierto que la agencia nos daba de comer, nos daba dinero y demás, decidimos dejarla y emprender con Wave, que tenía más posibilidades. Más tarde nos transformamos a Wave Location Technologies, una empresa de tecnología.

¿El líder nace o se hace?

ESERP: Empezamos por un tópico, para sentar las claves de tu discurso. ¿El líder nace o se hace?

ME: Para ser un líder tienes que tener muchas características. Yo pienso que puedes aprender a ser un líder y hacer actividades que te pueden ayudar a ser un líder. Yo, por ejemplo, estoy en un grupo de teatro. Estar en una compañía y ser el protagonista me ha ayudado mucho a llevar a gente.

Manuel de la Esperanza Charla

Pero para mí lo más importante de todo es entender que son personas. Y entender que en el mundo digital son personas especiales. No es un grupo normal de comerciales, de vendedores o un grupo de marketing. Son desarrolladores y son gente especial. Tienes que entender lo que quieren ellos para tenerles motivados, para que trabajen mejor y más contentos, para que sean más eficientes en su trabajo; y sobre todo que cada uno cumpla su función. Es muy parecido a un equipo de fútbol americano. Cristiano Ronaldo o Michael Jordan, aunque juegan en un equipo, son grandes estrellas y pueden resolver una final ellos solitos. Pero el fútbol americano es distinto.

«Yo soy el Quarterback»

Las luces y los titulares se los suele llevar el Quarterback, y tiene sentido porque en el campo él es el líder. Marca la jugada, le transmite a su equipo la estrategia a seguir y define cuál va a ser su objetivo. Pero si el corredor no coge el pase la jugada se termina y vuelven al mismo sitio, con menos tiempo y más cansados. Si un miembro de la línea flaquea y pasa un defensor, entonces el líder se desmorona, se lleva un buen golpe y encima pierden yardas. Así es mi empresa.

Yo soy el Quarterback, y mi equipo sabe exactamente qué tiene que hacer cada uno para alcanzar nuestro objetivo. Yo confío ciegamente en ellos, y ellos saben que trabajan con un líder comprometido y que tiene clara la línea a seguir.

ESERP: Suena muy bien, pero el Quarterback se la juega y de vez en cuando se lleva unos golpes tremendos.

ME: Eso es. Yo (Manuel de la esperanza) estoy con ellos en el campo en todo momento. Es fundamental que mi equipo tenga un reto profesional y que sepan que yo, como número uno de la empresa, como CEO, tengo una misión y un camino muy claro. Es decir: que siguen a un tío con un rumbo, con una dirección. Y que este tío va a estar con ellos. Es un poco cliché, pero es muy importante determinar la diferencia entre el jefe y el líder.

El jefe es el tío que te da con el látigo y el líder es el que está contigo abajo. Es una tontería, pero cuando vamos a una cena de empresa en la oficina, el que recoge las cajas de las pizzas soy yo. Entonces ellos saben que estoy ahí con ellos, y que el primero que se queda sin dormir soy yo, y que el primero que se queda sin vacaciones soy yo. El trato así es muy distinto.

¿Cómo aprovechas tú esa transformación digital a la hora de dirigir a tu equipo?

ESERP: Hoy vas a hablar sobre la transformación digital en liderazgo. ¿Cómo aprovechas tú esa transformación digital a la hora de dirigir a tu equipo?

ME: Miro continuamente qué es lo que me ofrece a mí la tecnología ahora mismo para poder llevar un control y un liderazgo sobre mis empleados.

Hago una serie de cosas en mi empresa, por ejemplo, no tenemos un horario fijo, no tenemos oficinas… Estas son características que hoy puedo aplicar con las nuevas tecnologías, que no afectan al ritmo de trabajo ni a la efectividad, pero que a ellos les hace estar más contentos y felices y poder así trabajar mejor. Por eso he tenido mucha suerte y muy poca rotación en un perfil que está muy demandado.

ESERP: Por otra parte, la transformación digital es lo que os ha permitido fundar GeoDB. El objetivo es muy ambicioso: monetizar los datos que generamos en la red. ¿En serio es esto posible?

ME: Sí, y es una idea muy chula. El Big Data es un mercado, un mercado multibillonario. Este mercado genera muchísimo dinero, pero es muy inoperativo. Es muy ineficiente porque entre el comprador y el vendedor hay muchísima fricción. No hay reglas de juego. Lo bonito y lo romántico de la idea, es que yo te quiero pagar a ti por tus datos.

Actualmente, todos nosotros generamos datos con los SmartWatch, el ordenador, las neveras, los coches, etc. y no somos recompensados. Una corporación enorme como Facebook dice “yo te doy mi servicio gratuito”. Gratuito no del todo, te enchufan publicidad. Entonces, tú subvencionas la publicidad y además se explotan tus datos. Y todo esto sin que lo sepas.

Esto no tiene sentido. Lo que vamos a hacer es pagarte por tus datos y yo luego los vendo a una demanda totalmente insaciable y voraz, que no tiene de dónde coger datos.

¿Cómo hacéis esto posible?

ME: Todo esto se articula con una etapa monetaria que está en Blockchain. La criptomoneda es la única manera de “tokenizar” los datos y que puedas pagar al usuario. De otra manera tendrías que tener un fondo de mil millones. Entonces hasta que no ha surgido la tecnología cripto no se ha podido hacer. Es lo importante de montar cada iniciativa en el momento justo, cuando se junta la demanda de un gran número de usuarios con las posibilidades técnicas para llevarlo a cabo.

ESERP: Sabemos qué hace Manuel de la Esperanza como líder, pero danos un consejo de lo que nunca tiene que hacer un líder.

ME: Un líder nunca puede menospreciar el trabajo y la labor de las personas, y mucho menos menospreciarles como personas. Aunque la plataforma sea digital, son las personas las que realizan el trabajo. Muchas veces dicen que una u otra empresa se ha vendido por muchos millones y se lo han llevado los fundadores. Hasta cierto punto. Luego son los desarrolladores y los que han estado ahí trabajando y desarrollando la aplicación. Es importante tener empatía y entender que todos tienen su familia, sus hijos, hipotecas, retos… y tienen que estar unidos.

También te digo que yo no tengo la respuesta. Sólo comparo lo que me ha funcionado a mí y lo que no me ha funcionado. Cogedlo de la mejor manera posible.

Así fue toda la charla de Manuel de la Esperanza en Eserp. Si te ha gustado, no dudes en compartirla.

 

COMPARTIR