Liderazgo y claves para gestionar a las personas - Entrevista a J. Cuevas

Entrevista a José Cuevas, MD Corporate Banking en Banca March: “El nuevo liderazgo es más humano y empático y entiende y comprende que no todos los perfiles son iguales”

22 junio 2020

Esta semana en ESERP Business & Law School hemos tenido el privilegio de contar con José Cuevas, MD Corporate Banking en Banca March, en los interesantes y formativos Talks Live que lleva organizando la escuela en los últimos meses. La crisis va a cambiar muchos aspectos de nuestros vidas y, entre ellos, figuran las modificaciones que los líderes harán para que los empleados sientan que su trabajo tiene sentido y los clientes incrementen su fidelidad a las marcas.

 ‘Liderando el mañana: clave para gestionar personas durante la crisis’ ha sido el título de la ponencia online donde el liderazgo ha tomado un papel relevante. En esta entrevista, abordamos el tema del liderazgo y de la gestión de equipos y personas desde el punto de vista de un directivo vinculado a una empresa prestigiosa.

ESERP: ¿Cuáles serían los puntos o características clave para gestionar personas?

JC: Liderar es clave para la gestión de personas. Es imposible ser un buen gestor de personas sin hacerlo a través de la ejemplaridad. No quiere decir no cometer errores, sino que los valores corporativos y éticos estén presentes en todas las decisiones que toma el gestor de personas. Obviamente también la cultura del esfuerzo y la tolerancia al error de los demás vía el ejemplo del líder es indispensable, pero eso ya se presupone.

ESERP: ¿Por qué es tan importante el liderazgo en tiempos de crisis?

JC: Porque los equipos necesitan tener una referencia, una visión, un camino a seguir, una meta y un fin común. Y esa necesidad, en tiempos de crisis, se hace mayor, porque las necesidades suelen también incrementarse.

En tiempos de crisis, la agilidad y la flexibilidad son también elementos imprescindibles para el éxito y es muy difícil alcanzarlas sin un liderazgo claro.

ESERP: ¿La situación actual impulsará un nuevo liderazgo?

JC: Un nuevo estilo de liderar ya se estaba imponiendo en los últimos tiempos; un liderazgo más humano, más empático, que entiende y comprende que no todos los perfiles son iguales. La crisis que ha provocado y seguirá provocando la COVID-19 no ha hecho más que acelerar ese cambio de modelo de gestión hacia un liderazgo más empático con la diversidad de perfiles; eso sí, lo ha acelerado mucho.

Será un liderazgo mucho más basado en la Auctoritas que en la Potestas. El liderazgo que tendrá éxito será un liderazgo basado en el poder que dan las cualidades innatas de una persona, eso que da el respeto y la admiración. Si sólo tienes poder por Potestas, una vez que termina tu cargo te quedas en nada, mientras que la influencia o el respeto del Auctoritas prevalece porque va contigo.

Liderazgo

ESERP: ¿Cómo se atiende el lado humano en estos momentos de incertidumbre?

JC: Siguiendo con el hilo de las respuestas, valorar la perspectiva humana es imprescindible para liderar. Ser capaz de distinguir lo realmente importante será todavía más imprescindible para poder liderar y tener resultados a largo plazo. Lo contrario puede ser efectivo, pero seguro que no de forma sostenida.

ESERP: ¿Crees que las épocas de crisis pueden ser entendidas y aprovechadas como un momento para diferenciarse de la competición?

JC: Absolutamente sí. Aunque es cierto que para poder hacerlo debes estar preparado para ello. Para una empresa puede ser una oportunidad, pero debe tener una situación económico-financiera que le permita poder hacerlo.

Para un líder también; si no ha hecho los deberes previamente y lo que pretende es que la organización funcione como un equipo de cero a 100 en 5 segundos, no tendrá éxito. Los mimbres debían existir y tienen que haber sido construidos con anterioridad.

ESERP: “Las compañías que quieran gestionar sus riesgos reputacionales deberán estar muy atentas a los ingentes debates sociales que se están produciendo e incorporar la escucha activa de los grupos de interés a los procesos de toma de decisión”. ¿Estás de acuerdo con esta afirmación?

JC: Sí, porque escuchar a todos los stakeholders es imprescindible para sacar conclusiones sobre cuáles son las oportunidades y amenazas a las que se enfrenta una organización. La escucha activa e incorporar las aportaciones de los diferentes interlocutores con los que una organización puede tener relación es imprescindible, porque nos puede ayudar como organización a caminar hacia el futuro y transformarnos a tiempo (antes de que sea demasiado tarde).

ESERP: ¿El coronavirus ha llegado para cambiar la organización laboral? ¿Crees que se fomentará más el teletrabajo o es algo pasajero?

JC: Me parece que en un tiempo, cuando la situación sanitaria se solucione de forma estructural, muchos hábitos, prácticas y usos volverán a ser los mismos, pero otros (como por ejemplo la reducción de viajes de negocios o reuniones presenciales) permanecerán y ayudarán a la eficiencia y a una mejor combinación de la vida laboral y personal.

Es probable es que estos hábitos sean más difíciles en la cultura mediterránea, pero sí que avanzarán de una manera significativa.

ESERP: ¿La crisis del coronavirus revelará los verdaderos valores corporativos?

JC: Sin duda ha sido y es una situación que supone una excelente oportunidad para las organizaciones y empresas de demostrar y poner en práctica valores que hasta ahora figuraban en presentaciones corporativas o eslóganes. Las organizaciones que aprovechen esta oportunidad e incrementen los vínculos emocionales con sus empleados, conseguirán un incremento del compromiso y la lealtad y por tanto saldrán reforzados de esta situación.

ESERP: Para un futuro próspero en cualquier empresa, ¿tendrá más importancia ahora si cabe cuidar a todos los actores implicados (inversiones, accionistas, clientes, trabajadores…)?

JC: Por supuesto, porque es una fuente de información valiosísima para las organizaciones de cara a tomar las decisiones estratégicas apropiadas (la dirección correcta) y a disponer de un ecosistema favorable (tener más promotores que detractores).

Obviamente no es posible contentar a todos y los valores de la organización no se deben modificar, pero en la medida en la que cuidar todas las sensibilidades no entre en conflicto con los valores centrales de la organización, es imprescindible incorporar esas reflexiones. Ayudan a la transformación y adaptación al entorno competitivo.

ESERP: ¿Qué enseñanzas o aprendizajes os deja esta crisis?

JC: La más importante es que las crisis no avisan; esta es un claro ejemplo. Y lo que no hayas hecho o puesto en práctica hasta entonces, es muy difícil practicarlo cuando ya la tienes (a la crisis) encima.

COMPARTIR