“La educación disruptiva ya es una realidad en las aulas”. Entrevista a Isidro Sánchez Crespo - El blog de ESERP

“La educación disruptiva ya es una realidad en las aulas”. Entrevista a Isidro Sánchez Crespo

3 marzo 2020

Isidro Sánchez-Crespo es CEO de The Sensory Lab. Tras 20 años como Product Manager y Marketing Manager de grandes grupos de comunicación, decidió cambiar de aires con una empresa centrada en la toma de decisiones del cliente a través de la experiencia de usuario en sus 5 sentidos.

ESERP: ¿Cuál es la mejor manera de aplicar el pensamiento disruptivo en las aulas? 

I.S-C.: El pensamiento disruptivo en las aulas consiste en romper con lo establecido. Generas algo totalmente diferenciador en el aula que los alumnos detectan rápidamente como algo novedoso, algo que nunca habían visto antes. Sorprender al alumno es lo más difícil en este mundo. Para llegar a ello tienes que hacerles descubrir que puede haber otra manera de hacer las cosas. La educación disruptiva, por tanto, es aquella que pretende romper con lo establecido para mejorar lo existente.

ESERP: ¿Cuál tu experiencia personal aplicando el pensamiento disruptivo en las aulas?

I.S-C.: Todo empezó con las dudas que generamos a los alumnos con lo que se cuenta en clase. Se les ha venido contando conceptos teóricos que no sabían visualizar y/o aplicar en la vida real. La forma actual de enseñar era incapaz de educar a los alumnos de hoy en las competencias que han de dominar para desenvolverse en la sociedad del futuro (presente). De ahí, la necesidad de darle una vuelta a la educación. La disrupción que reenfoque el aprendizaje. El gran ejemplo que pongo para que se visualice esto es Amazon, cansados de crecimientos lineales, hicieron un parón (punto de inflexión) y empezaron a ser disruptivos buscando los crecimientos exponenciales. La inmensa competencia que tienen todavía les está buscando (persiguiendo…).

ESERP: ¿Existe algún plan de estudios que incluya esta teoría en su itinerario docente?

I.S-C.: Sí, la Universidad Nacional de Singapur (NUS). El gran proyecto en el futuro de la NUS pasa por el aprendizaje a lo largo de toda la vida. Ni siquiera la mejor universidad es capaz de dar competencias y habilidades para siempre. No se puede aprender todo en cuatro/cinco años. Una de las estrategias que han adoptado es ofrecer a sus egresados la posibilidad de volver dentro de 20 años y cursar de manera gratuita dos cursos del programa que deseen para actualizarse.

Lo que se está comprobando es que muchos licenciados de entre 40 y 55 están perdiendo sus trabajos. Si no se han formado durante las últimas décadas, sus habilidades habrán quedado obsoletas, y será muy difícil proporcionarles unas nuevas. Si tienes 40 o 45 años, tendrás muy difícil volver a la universidad. Es un gran reto porque, aunque tengan experiencia y una carrera, esta se ha quedado obsoleta. Y esto está ocurriendo cada vez más rápido, las cosas quedan desfasadas con mayor velocidad. Otra consecuencia de la disrupción.

ESERP: Has mencionado la «brutal realidad» que se están encontrando los millenials en el mundo laboral frente a las siguientes generaciones, que vienen con una perspectiva y unas posibilidades distintas. Tú por ejemplo sostienes que las generaciones no tienen edad y que todos podemos (o deberíamos intentar) ser Zs después de los 40. 

I.S-C.: Dos tendencias están modificado sustancialmente esta realidad. Por un lado, disminuye la brecha digital al crecer cada vez más la creación de perfiles de personas mayores, la utilización de tabletas y dispositivos móviles e incluso la generación de campañas o contenidos para este grupo de personas.

Por otro lado, redes sociales como Facebook o Twitter están viendo cómo los jóvenes (entre 12-17 y 18-24) migran hacia redes sociales más volátiles, inmediatas y atrevidas como Instagram, quedando las primeras como terreno fértil para un nuevo estilo de interacción entre personas de mayor edad. Este nuevo espacio de interrelación para los mayores, junto con una mayor disposición y familiaridad con los dispositivos digitales y móviles, está generando una comunidad de seniors con alma de joven.

ESERP: ¿Cómo ayudas a los alumnos a aplicar este pensamiento en su educación, y cómo les va a ayudar en su carrera profesional?

I.S-C.: Personalizo la educación para adaptarla a las necesidades y potencialidades de cada alumno, busco formar a profesionales que al mismo tiempo sean buenas personas y, desde luego, dotar a los estudiantes de las habilidades y herramientas sociales y tecnológicas que el mercado laboral demanda (exige). La inteligencia está sobrevalorada, ser amable tiene mucho más mérito.

COMPARTIR