Entrevista a Nuria Alonso - Transformación digital y evolución tecnológica

Nuria Alonso, Directora de Transformación Digital en Estrella Galicia: “El virus está acelerando la digitalización del mundo, en unos meses está sucediendo lo que iba a tardar años en llegar”

27 abril 2020

El mundo digital está cambiando nuestras vidas. El ritmo es tan vertiginoso que las empresas que no sepan adaptarse a la situación actual y que lleven a cabo una correcta transformación digital se estarán quedando atrás. Además, las compañías se enfrentan ahora a un nuevo enemigo: la COVID-19, que obliga a realizar o a acelerar cualquier proceso de transformación digital.

En este contexto, hablamos en ESERP con Nuria Alonso, Directora de Transformación Digital en Estrella Galicia & Cross Mentor of TheHop, que además de participar en el Talk Live ‘Nuevo entorno digital, nuevos líderes’ de la escuela, nos explica detalladamente en esta entrevista el concepto de transformación digital, las ventajas competitivas que ofrece, el liderazgo en la transformación digital, la importancia de los datos y cómo las nuevas tecnologías están cambiando las formas de hacer negocios.

ESERP: Es un concepto tremendamente amplio, ¿pero cómo podríamos definir la transformación digital?

NA: Es difícil definirlo porque se puede hacer desde muchas perspectivas y ángulos, y si nos fijamos en casos concretos vemos que detrás de cada compañía hay una historia, un viaje de transformación diferente. Lo que sí es claro es que la transformación no es un sprint, sino una interminable carrera de fondo. Y lo más importante, requiere de un Cambio Cultural, por eso no es fácil abordarla; más del 50% de las empresas están fallando en esta transformación, porque no se está operacionalizando el cambio cultural.

A grandes rasgos, lo definiría como el proceso que se produce cuando las empresas se dan cuenta del potencial que tiene la tecnología y la conectividad para ir más allá de la digitalización de los procesos y enfocarse en la búsqueda de ventajas competitivas, a través de nuevas formas de hacer los negocios y de conectar con los clientes, pero de una manera constante, como una filosofía.

En este proceso hay tecnologías, como las de Big Data, Inteligencia Artificial, Machine Learning, Internet de las cosas (IoT), que están ya cambiando la forma en la que vivimos y trabajamos. Nos permiten interactuar con nuestro entorno de una manera distinta. Por ello, hay que entender la transformación digital con una visión estratégica y holística, no es solo un tema de Marketing o del área que lleve tecnología si no que debe formar parte y estar presente en todas las áreas de la compañía.

La transformación digital es un viaje, y requiere que las empresas reevalúen su modelo de negocio. Una propuesta de valor nueva y diferenciada debe estar en el corazón de toda empresa.

ESERP: ¿Por qué es necesaria la transformación digital para cualquier negocio?

NA: Nada va a permanecer como lo conocemos ahora, lo estamos sufriendo ahora mismo con esta gran disrupción llamada COVID-19; la velocidad a la que está cambiando la sociedad, la economía, la tecnología, hace que tengamos que estar muy atentos y buscar continuamente nuevas formas para, no solo mejorar nuestro negocio, sino modificarlo y reenforcarlo si es preciso para satisfacer nuevas necesidades o deseos de los clientes. No promover y empujar nuestra transformación digital nos deja en una enorme desventaja respecto a todas las compañías grandes, medianas, pequeñas o startups que ya lo están haciendo. Nuevamente, la COVID-19 ha llegado, entre otras cosas para acelerar la transformación digital, viviremos un aumento de entornos Low Touch, lo que hará de la digitalización la base.

ESERP: ¿Qué ventajas competitivas genera para una empresa la transformación digital?

NA: Durante los últimos años hemos visto que aquellas empresas que han invertido en innovación y en crecimiento, es decir en transformación digital, han crecido por encima de las otras empresas, consiguiendo no sólo más ingresos sino más beneficios. Son en los momentos de disrupción donde se define el mercado y por ello este es un momento donde aquellas empresas que no hagan la transformación digital se verán abocadas al fracaso.

Source: Gartner, Winning in the Turns: Scenario Planning for Navigating Economic Uncertainty
Source: Gartner, Winning in the Turns: Scenario Planning for Navigating Economic Uncertainty

La transformación digital permite a las empresas seguir el ritmo de las demandas emergentes de los clientes en el tiempo, y es la única manera de poder competir en un entorno económico cambiante y en el que la tecnología evoluciona de manera vertiginosa. Es imprescindible apoyarse en la tecnología para tener unos procesos más eficientes, para conocer mejor a los clientes y poder ofrecerles la mejor experiencia y vincularlos contigo en un contexto de exceso de oferta por parte de las empresas, y es la única manera de enfocarse en abrir nuevas fuentes de ingresos, ya que las actuales es muy posible que no se mantenga en el tiempo si no vamos cambiando, por lo menos, a la misma velocidad que lo hace nuestro entorno.

La tecnología es, además, clave para que las empresas contribuyan a mejorar nuestro entorno social, medioambiental y el desarrollo de nuestra economía, responsabilidad que, por otra parte, está demandando cada vez más el consumidor actual, cada día más exigente en este sentido. Este enfoque debe estar en el ADN de las empresas para lograr ventajas competitivas.

ESERP: Hay empresas que entienden la transformación digital como un proceso tecnológico y de adquisición de los últimos equipos y de software. ¿Están en lo cierto o están equivocadas?

Nuevamente, es una cuestión de Cambio Cultural. Por supuesto que la tecnología influye, es un facilitador, pero poner la última tecnología disponible para la empresa no asegura la Transformación Digital. Estamos viviendo durante la COVID-19 cómo muchas empresas han hecho más transformación digital en las últimas semanas que en los últimos años, ¿por qué?, porque se ha tenido que trabajar de forma diferente y readaptarse a la situación, en definitiva, un cambio que promueve nuevas formas de trabajo.

Por lo tanto, el ser capaz de entender y utilizar la tecnología en nuestros procesos, con el fin de diferenciarnos, ser más competitivos, ganarnos la confianza y lealtad de los clientes es clave, pero lo es más aún que esta idea esté en la mente de los líderes de las compañías y que sepan involucrar y hacer partícipes a todos los empleados. Ya no va de que unos pocos decidan y otros ejecuten, debemos tener organizaciones más abiertas, innovadoras, que aprovechen todo el talento interno y atraigan y co-creen con talento externo a la organización. Los programas de intraemprendimiento son una herramienta vital para cambiar paradigmas y para descubrir talento interno.

ESERP: Como Directora de Transformación Digital de Estrella Galicia, ¿cuáles son las habilidades clave para liderar un proceso de transformación digital?

NA: Liderar un proceso de cambio requiere sobre todo ser capaz de progresar en la incertidumbre, desarrollar resiliencia así como cultivar y enfocarse mucho en las relaciones, tanto internas como externas a la organización. Importa la especialización, las hard skills, pero sobre todo y más que nunca, las soft skills, entre las que destacaría 4: pasión, tenacidad, autogestión y ser muy buen comunicador.

ESERP: ¿Qué importancia tiene para ti en el proceso de transformación digital un líder digital?

NA: Es vital, todo empieza por ahí, por un líder fuerte, perseverante, inspirador que se rodea de un equipo y lo involucra para luego trasladar el mensaje a otros líderes para extender una nueva forma de pensar, una nueva inquietud por el aprendizaje continuo, el despertar de la curiosidad, el gen emprendedor en las compañías, … Es complicado, sobre todo cuando una empresa va bien, que vea una necesidad de cambiar, pero el que hasta ahora algo haya funcionado, no quiere decir que sea la fórmula eterna, o si no que se lo digan a muchas grandes empresas cuyos negocios han desaparecido de la noche a la mañana. Es un error pensar que a nosotros no nos va a pasar. El primero que lo debe tener claro es el CEO de la compañía, pero si no es así, alguien tiene que hacérselo ver, de la manera que sea, trayéndole expertos, aportándole estudios, casos de otras compañías, conectándole de la manera que sea con la realidad del cambio actual en el que estamos y que no va a parar, sino acelerarse. El CEO debe ser el principal impulsor.

ESERP: Desde el punto de gestión de equipos, ¿qué es mejor dirigir o liderar?

NA: Si por dirigir entendemos guiar a los equipos hacia un fin u objetivo determinado, el coordinarles para alcanzar un plan determinado, en el que normalmente no han participado y no se sienten parte, se trata de algo que podía funcionar en entornos más estables, pero que hoy cada vez funciona menos. El liderazgo va de otra cosa, no es tanto fijar metas y conseguir que otros las hagan posible, sino de dar autonomía y responsabilidad a los colaboradores para que se involucren, y se hagan cargo desde el principio hasta el final de alguna parte del plan, también para que aporten en el diseño de los planes futuros.

Los líderes deben estar al servicio de su equipo lo primero, lograr influir sobre las personas para que se involucren y trabajen con entusiasmo, y busquen por sí mismos su excelencia. La principal responsabilidad de un líder es desarrollar a su equipo, es decir generar nuevos líderes, esa es la clave hoy que va a diferenciar mucho a unas empresas de otras. Las que tengan líderes, emprendedores en sus equipos de las que tengan empleados o seguidores. Ni las finanzas, ni la estrategia, ni la tecnología; es el trabajo en equipo la ventaja competitiva decisiva, porque es escaso y a la vez poderoso.

ESERP: En una jornada impulsada por la Xunta de Galicia y APD (Asociación para el Progreso de la Dirección) dijiste que “es posible crecer con velocidad a la vez que te transformas digitalmente”. ¿Cómo convencerías a los que no creen en ese doble crecimiento? ¿Qué motivos o razones les darías?

NA: Es difícil afrontar una transformación digital en un entorno ya de por sí de cambio, y de crecimiento, en todos los sentidos, es cambio sobre cambio, y además no todo el mundo ve la necesidad de cambiar cuando todo va tan bien. Sin embargo, cuando nos va bien es cuando es más fácil destinar recursos, invertir en proyectos diferenciales, experimentar y, en definitiva, construir el futuro. En las compañías cuya situación no es tan favorable, hoy muchísimas, ya que con la COVID-19 buena parte han pasado de crecer, a reducir o parar su actividad y lo están pasando mal, se hace imprescindible reinventarse. Ahora más que nunca hay que descubrir qué ventajas u oportunidades nos aporta la digitalización, y entender muy bien dónde aportamos valor y podemos ofrecer una ventaja a los clientes. Es decir, cómo podemos conectar con ellos, generar confianza y ofrecerles lo que en realidad valoran, esa debe ser la prioridad y en lo que hay que enfocar los recursos.

ESERP: La crisis del coronavirus podría hacer que muchas empresas ahorrasen costes reduciendo parte del presupuesto a la transformación digital. ¿Sería un error?

NA: El virus está acelerando la digitalización del mundo, en unos meses está sucediendo lo que iba a tardar años en llegar. Por supuesto que en una situación como la actual, en la que se reducen o desaparecen los ingresos no queda otro remedio que ahorrar costes y parar muchos proyectos, ya que no hay manera de abordarlos sin dinero. Sin embargo, debemos reinventarnos y ser conscientes de que una nueva normalidad post COVID-19 va a llegar y tenemos que prepararnos para ella, por lo que si alguna empresa a día de hoy no está haciendo planes, buscando o trabajando para acceder a esas nuevas oportunidades, para recuperar pero también refrescar y repensar su negocio tiene un problema aún mayor.

ESERP: Hoy en día se habla mucho de la importancia de los datos. ¿Cómo pueden estos impulsar la transformación digital?

NA: Los datos hoy son el nuevo oro, nos guste o no. El poder de las compañías que manejen los datos para entender mejor a sus clientes, comunicarse con ellos, hacer más eficientes sus procesos, tomar decisiones apoyadas en datos, predecir situaciones futuras para anticiparse a ellas, generan unas ventajas gigantescas. Esto lo saben muy bien los actuales gigantes digitales, Amazon, Google, Apple, Alibaba, Facebook, Microsoft, etc.

ESERP: Las nuevas tecnologías están cambiando las formas de hacer negocios. ¿Qué deberían tener en cuenta los emprendedores del futuro?

NA: Búsqueda constante de soluciones que resuelvan o aporten de verdad algo al consumidor, la tenacidad y el esfuerzo son muy importantes, pero siempre hay que tener la mente abierta para cambiar algo si no funciona, y no enamorarse nunca de una idea, sino del valor que aporta la cliente. Ayuda mucho la metodología y, en concreto, la filosofía Lean Startup, que consiste en convertir tu idea en el mínimo producto viable para poder ofrecer al cliente, medir cómo responde, aprender de esa experiencia para ampliar funcionalidad, corregir o pivotar y volver de nuevo a empezar el ciclo.

COMPARTIR