El Capitalismo Compasivo - Entrevista a Albert Vahlhaus

Albert Vahlhaus, Chairman of Vistage’s CEO Advisory Council: “El paradigma del capitalismo compasivo no es lo que haces con tus beneficios, sino cómo los generas”

9 febrero 2021

Las sociedades cambian y se van moldeando con el paso del tiempo. En este contexto de transformación y de encaminarse hacia la configuración de un mundo mejor, surge el capitalismo compasivo. Este modelo se podría definir brevemente como hacerlo bien haciendo el bien.

Las empresas ‘buenas’ crean sentido, proporcionan un propósito y obtienen beneficios. Así es como Albert Vahlhaus, Chairman of Vistage’s CEO Advisory Council, habla de este concepto -desde un punto de visto empresarial- que persigue hacer el bien. En la Masterclass ‘Compassionate Capitalism. The Good Company’ impartida en ESERP Business & Law School, Vahlhaus dejó numerosas reflexiones sobre el capitalismo compasivo. Ahora, charlamos con él en esta entrevista para ahondar en el concepto.

ESERP: En la Masterclass todo ha girado en torno al Capitalismo Compasivo. ¿Qué es? ¿Cómo podrías definirlo?

Albert Vahlhaus: El capitalismo compasivo desplaza el foco de atención de la supremacía accionarial del neocapitalismo a una gestión de triple resultado. Es decir, personas, planeta y beneficios.

ESERP: ¿Qué hecho o situación ha motivado que en cierto modo vayamos encaminados hacia un capitalismo más humano y más compasivo?

AV: El siglo XXI ha comenzado sus primeros 20 años con una ola de escándalos empresariales. Trillones de dólares se convirtieron en humo durante la última crisis financiera. Unos pocos cientos de miles de individuos se hicieron increíblemente ricos a costa de miles de millones de personas que perdieron los ahorros de toda su vida. 

Además, el ecosistema está agotado y el impacto del cambio climático se siente en todo el mundo.  La forma en que hemos estado dirigiendo las empresas, separando el motivo del beneficio del motivo del propósito, ha alienado a la gente.  Las personas no son meros maximizadores de beneficios.  También somos maximizadores de propósitos. 

ESERP: ¿En qué países de Europa se aplica o utiliza más este Capitalismo Compasivo? ¿Está teniendo éxito en estas regiones?

AV: No se limita a las fronteras nacionales. Hay organizaciones multinacionales denominadas las empresas más éticas del mundo (WME companies), que han sido la punta de lanza del capitalismo compasivo.

ESERP: ¿En qué puede afectar la crisis del coronavirus a este modelo o tipo de capitalismo?

AV: Si acaso, pudiera acelerar la noción. No hay que olvidar que la pandemia se originó por nuestra intervención en el ecosistema por motivos comerciales al capturar y vender animales exóticos.  Lo contrario de cuidar el planeta.

ESERP: Devolver a la comunidad una parte de los beneficios obtenidos es algo que la mayoría de las empresas, centradas en las ganancias, obvian por completo. ¿Crees que sería moralmente justo y necesario, y también económicamente beneficioso, que lo hicieran?

AV: El paradigma del capitalismo compasivo no es lo que haces con tus beneficios, sino cómo los generas. En otras palabras, si tus procesos empresariales están alineados para servir a las personas, preservar el planeta y generar beneficios.  Lo que se hace con los beneficios de una empresa es decisión de los accionistas y no de la dirección.

El capitalismo compasivo

ESERP: Has mencionado también durante la ponencia a Simon Sinek en relación al pensamiento infinito. ¿Qué es el pensamiento infinito que propone y cuál sería para ti el atributo más importante de este pensamiento?

AV: Si interpreto correctamente a Simon Sinek, el juego infinito es la búsqueda interminable de competir contigo mismo en lugar de buscar la competencia externa. Se trata de la maestría; de centrarte en lo que haces bien y mejorarlo cada vez.

ESERP: Si tuviera que recomendar o aconsejar al líder de una compañía una buena práctica para su empresa, ¿cuál sería?

AV: Las buenas empresas comienzan con una visión y tienen un modelo de negocio claramente definido; forman, sostienen y capacitan a los empleados; se asocian con la comunidad; son cuidadores del planeta y lideran sistemáticamente con su misión. Yo examinaría con insistencia si mi empresa tiene estas cosas y si las comparte realmente con todos los miembros de la organización.

COMPARTIR