Hoy las empresas y comercios abren y cierran constantemente. A veces ni si quiera entendemos qué ha pasado para que no fueran bien las cosas. Esto se solucionaría con una investigación de mercado previa.

Aspectos fundamentales en un estudio de mercado

Lo principal es la recogida de información (estadísticas, encuestas, tendencias); hacer una investigación de mercado exhaustiva, empleando todas las herramientas a nuestro alcance. Debes conocer los intereses de la población respecto a tus productos o servicios, su poder adquisitivo, sus preferencias y todos los datos que puedas conseguir.

Informe DAFO. Seguro que has oído hablar de él. En este formato se recogen nuestras debilidades, las amenazas, las fortalezas y las oportunidades que se nos pueden presentar. Te ayudará a profundizar en los detalles importantes y a definir el producto. Con este mismo informe también obtendrás una doble herramienta, porque dispondrás de una idea bastante aproximada del potencial de tu producto o servicio, así como del resto de tus competidores. Úsalo y haz un análisis de la competencia; cómo lo hacen, cuál es su precio, cómo son sus campañas publicitarias o cuándo emiten sus promociones.

Ya tendrás suficientes datos como para trazar una estrategia empresarial, definir tus objetivos y diseñar tu campaña de marketing (formato, lugares, canales de difusión). Es importante que esa estrategia sea la que marque todos tus movimientos y que no la pierdas de vista, ya habrá tiempo para revisiones.

A pesar de ser unas recomendaciones básicas, sin duda pueden ayudarte mucho a tomar decisiones, pero lo que de verdad te ayudará a la hora de llevar a cabo tu estrategia, es poseer la formación adecuada.  Puedes profundizar en área de estudios de mercados a través de nuestro, Grado Oficial en Marketing de ESERP, en el cual podrás tratar cada tema con la profundidad que se merece.

 



Compartir:
FacebookTwitterGoogle+