En este mundo hay dos tipos de personas: los amantes y los detractores de los exámenes tipo test. Pueden parecer fáciles, pero hay que prepararlos bien. Te ofrecemos las mejores técnicas de estudio para exámenes tipo test.

Mapas conceptuales

Los exámenes tipo test utilizan ideas y conceptos individuales en sus preguntas por lo que es importante llevar la materia muy clara. Realiza mapas conceptuales que enlacen distintas ideas y te ayude a recordar con golpes de vista.

Atiende a los detalles

Cuando alguien nos pregunta cómo superar un examen tipo test, siempre respondemos que lo mejor es atender a los datos. Utiliza un subrayado de diferentes colores o formas para destacar detalles y palabras clave importantes.

Las fechas, mejor ordenarlas cronológicamente y unirlas a palabras que nos traigan a la memoria los hechos ocurridos.

 

Haz de profesor

Adelántate al profesor y mientras estudias la materia saca posibles preguntas de examen y utilízalas después para practicar. De esta manera, elaborarás tus propias preguntas y reforzarás conocimientos.

Además, puedes tener la suerte de que alguna de tus preguntas coincida con las preguntas del examen.

Practicar, practicar y practicar

Para salir airoso de un examen tipo test lo más recomendable es practicar sin parar. Es la única manera de acostumbrarse y entender cómo funcionan a la perfección.

Hacer simulacros de examen teniendo en cuenta el tiempo y las preguntas que tendremos, nos preparará para cuando llegue el día real de la prueba.

Lee bien las preguntas

Hazlo cuando practiques, pero sobre todo hazlo el día del examen. Lee atentamente los enunciados y las respuestas. Observa dónde están situados los signos de puntuación, las palabras que se utilizan en cada respuesta, su longitud, e incluso si son incongruentes.

Si sigues estos consejos y practicas habitualmente, estamos seguros de que conseguirás los mejores resultados en tus exámenes. ¡Ánimo!

Tags: , , ,


Compartir:
FacebookTwitterGoogle+