Experiencias de intercambio en eserp: Logros, retos y apredizajes.

Experiencias de intercambio: 4 estudiantes comparten cuáles han sido sus logros, retos y aprendizajes.

27 junio 2024

Cursar un programa de intercambio es dar un salto a lo desconocido: Estudiar en otra universidad, vivir en otro país, aprender otro idioma, conocer nuevos compañeros… Una montaña rusa de emociones que en la práctica se traduce en nuevos retos y aprendizajes. Y nos preguntamos, ¿cuáles son los aprendizajes y retos a los que se han enfrentado los estudiantes de eserp durante sus programas de intercambio? Conversamos con cuatro de ellos, ¡así han sido sus experiencias!

Marcos Escribano, Universidad de Monterrey (México)

Alumnos mirando el mar, intercambio en Monterrey, Mexico.

Después de haber conocido diversas culturas europeas, Marcos sentía curiosidad por adentrarse en una cultura latinoamericana, y el programa de intercambio a la Universidad de México, en Monterrey, se presentó como la oportunidad perfecta para hacerlo.

A su vuelta, nos cuenta cómo esta experiencia le ha aportado nuevos conocimientos:  “Profesionalmente, he podido conocer una visión del marketing muy diferente. Ahora, mi forma de pensar es diferente y me surgen nuevas ideas, en parte como resultado de mis vivencias y de las diversas aplicaciones del marketing que he observado”. Unos aprendizajes que también se han trasladado al ámbito personal: “Creas relaciones intensas en poco tiempo, todo es nuevo, conoces lugares y personas nuevas casi a diario y te conviertes en el foco de atención en muchos entornos”, explica Marcos. Aún así, la aventura no ha estado exenta de retos: “He tenido que enfrentar situaciones allí que realmente me han puesto a prueba, algo que me ha permitido evolucionar y crecer”.

Marcos explica que tras haber cursado el programa de intercambio en la Universidad de Monterrey se siente mucho más preparado para reaccionar ante cualquier tipo de situación. Y más libre y seguro para seguir explorando el mundo y las diferentes culturas y formas de pensar. “He aprendido mucho y la experiencia ha sido realmente gratificante, y ahora quiero más”, concluye Marcos.

Oscar Arnés, Universidad de Monterrey (México)

Alumnos en Chichén Itzá, intercambio en Monterrey, Mexico.

Óscar también ha disfrutado del programa de intercambio en la Universidad de Monterrey, en México. De todo lo que le ha aportado esta experiencia, Óscar destaca la “perspectiva”: “Pasar estos 6 meses en México me permitió adentrarme por completo en otra forma de vivir, de pensar, de actuar… Eso te da perspectiva y diferentes puntos de vista sobre la vida en general, y es maravilloso. Ya estoy deseando irme a otro sitio y conocer a su gente”, explica Óscar.

A nivel de formación, Óscar explica que pudo asistir a clases muy interesantes, que incluso te inspiran para encontrar alguna idea de negocio de allí que pueda implementarse aquí. Aunque la aventura para Óscar también estuvo acompañada de retos: “El mayor reto fueron los primeros días, asimilando que habías llegado a México y que oficialmente te quedabas allí 6 meses a 10.000 km de casa”. Algo que se tradujo en nuevos aprendizajes a nivel emocional: “Esta experiencia te puede servir para madurar, aprender sobre la vida, sobre estar solo, gestionar emociones, y enriquecer tus conocimientos visitando lugares”, explica.

“Es una experiencia tan completa en tantos aspectos que cuando vuelves a España y miras atrás, parece que haya sido un sueño. Si alguien está pensando en irse de intercambio, no hay que dudar ni un segundo, estas experiencias te cambian la vida”, concluye Óscar.

Gonzalo Ramírez, RISEBA University (Letonia)

Auroras boreales en el intercambio 
de Letonia.

Gonzalo realizó el programa de intercambio en Letonia. Quería cursar el Erasmus en algún lugar con un clima opuesto al de España, con el objetivo de vivir una experiencia diferente, y la universidad RISEBA University en Letonia se presentó como una gran oportunidad.

Tras su vuelta a España, Gonzalo afirma que ha sido una experiencia muy gratificante: “Me ha permitido conocer a gente nueva y, además, me ha aportado madurez y un aire fresco de motivación. Me ha encantado experimentar lo que es vivir solo, con sus problemas y retos, y especialmente en un lugar donde solo se hablaban idiomas que no eran el mío”, explica el estudiante. Y señala ese como su mayor reto: “Sin duda, el mayor reto fue la curva de aprendizaje del inglés, hasta llegar a dominarlo. Al comenzar el programa Erasmus sabía escribir bien inglés, pero nunca había tenido que usarlo obligatoriamente para comunicarme. Me encontré en una situación en la que nunca creí que iba a estar”, explica Gonzalo.

Aunque este reto no supuso ningún freno para este estudiante, sino todo lo contrario: “Pese a las dificultades, conseguí superarme y lograr hablarlo de forma fluida con mis amigos de la residencia. Y esa es una de las aptitudes que más me va a servir en mi carrera profesional”, explica.

Aarón Bronstein, eserp (Madrid)

Alumno en tirolina, intercambio eserp Madrid.

Hasta ahora hemos visto tres testimonios de estudiantes de eserp que han cursado su programa de intercambio fuera de España. Pero, ¿cómo es la experiencia de un estudiante de intercambio que cursa su programa en eserp? Aarón Bronstein, estudiante de intercambio en eserp Madrid, también ha compartido su experiencia.

Aarón explica que escogió eserp porque quería venir a estudiar a Madrid, y tenía buenas referencias de compañeros que ya habían estudiado en esta escuela de negocios. Considera que ha sido una experiencia que le ha aportado mucho tanto a nivel personal como profesional: “En lo personal, me ha permitido conocer gente de todas partes del mundo, expandir mi mente y mi perspectiva sobre diferentes culturas, y ganar una mayor independencia y confianza en mí mismo. A nivel personal, esta experiencia me ha hecho más maduro e independiente. He aprendido a desenvolverme en diferentes situaciones y a afrontar los retos con una actitud positiva”, explica el estudiante.

Si tuviera que elegir una de las mejores anécdotas durante su programa de intercambio, Aarón lo tiene claro: “Con unos amigos, de repente se nos ocurrió hacer una escapada de fin de semana a Málaga, y conducir más de 6 horas hasta allí para ir a la playa, comer boquerones, espetos y camperos, y disfrutar de la vida diurna y nocturna malagueña”, explica Aarón. Una de las muchas anécdotas de su aventura como estudiante de intercambio, en eserp Madrid.

Descubre las experiencias de intercambio de eserp

¿Estás pensando en cursar un programa de intercambio en otra universidad? Descubre las oportunidades que te ofrece eserp Digital Business & Law School con sus programas de movilidad internacional: Erasmus+, Magellan Exchange y SICUE. Te contamos todo lo que necesitas saber para disfrutar de esta experiencia: Programas de movilidad internacional.

Y si quieres seguir descubriendo más historias de intercambio de los estudiantes de eserp, ¡no te pierdas este artículo!

COMPARTIR